Blog

Estrategia financiera a favor del clima

Share
mexico_flag__main-large_400_300_c1_c_c.jpg

El 71% de la Economía Mexicana es vulnerable a desastres climáticos, y el gobierno mexicano ha sido uno de los más activos en América Latina en tomar acciones en favor del cambio climático. Esto, desafortunadamente aun no es suficiente.

Con el fin de entender el vínculo del sector financiero con la lucha contra el cambio climático, el gobierno del Reino Unido -centro financiero global por excelencia- solicitó que se establecieran, el Grupo de Alto Nivel Experto en Sostenibilidad (HLEG, por sus siglas en inglés), y la mesa de Trabajo Verde (GFT por sus siglas en inglés). Estos grupos reúnen a expertos en temas de financiamiento climático, así como representantes del sector financiero de ese país europeo. En enero pasado, el HLEG emitió su reporte señalando las necesidades que existen y emitiendo recomendaciones puntuales de políticas públicas que ayudarán al alcanzar el financiamiento de sus metas climáticas.

En México, la Ley de Cambio Climático, la Reforma Energética, la Ley de Transición Energética, el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático y el Fondo de Cambio Climático entre muchos otros- han sido innovadores y han abierto las puertas para recibir inversiones, ayuda internacional y la atención de otros países. Sin embargo, aun necesitamos una estrategia financiera robusta que coordine y financie los cambios con recursos públicos y privados.

El riesgo de no lograr blindar a México contra cambios climáticos se traduce en cadenas productivas dislocadas, inversiones con rendimientos negativos y costos millonarios al sector salud por una población forzada a migrar del campo a ciudades ya sobrepobladas y contaminadas. Es por esto por lo que esta estrategia puede ser exitosa sólo si es diseñada en conjunto por el sector público y el sector financiero privado. El 2018 es un excelente año para aprender de experiencias internacionales como la del Reino Unido y apropiar esta estrategia en México.

El INECC (Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático) estima que lograr reducir las emisiones de gases invernadero al límite de los compromisos de México establecidos internacionalmente, tendrá un costo de más de 136MMUSD para México hasta el 2030. Otros cálculos hablan de hasta 791MMUSD para el mismo período, por lo que, transformar y asegurar el crecimiento de una economía tan grande como la mexicana requiere – y abre- innumerables áreas de inversión. Oportunidades en nuevos mercados de negocio comienzan a madurar internacionalmente en industrias como las de: eficiencia energética, transporte, gestión de aguas, agro y mercados de carbono.

Detonar las inversiones necesarias para transformar, adaptar y volver a la economía resistente al cambio climático, requiere más que el sólo uso eficiente del presupuesto público. El actual Comité Intersecretarial de Cambio Climático y el Fondo de Cambio Climático son excelentes herramientas para iniciar este dialogo y canalizar el financiamiento necesario. Una iniciativa similar pondría a México una vez más en el liderazgo ambiental.

*Asesora sénior en Política de E3G ; organización europea sin fines de lucro que trabaja para acelerar la transición global hacia el desarrollo sostenible.

Related